“Queda prohibida toda discriminación motivada por portar tatuajes visibles o no visibles”, plantea.

En México, factores como la apariencia física y preferencias sexuales son las principales causas de discriminación. Diversos estudios estiman que el 36% de las personas, de entre 18 y 29 años, tienen al menos un tatuaje. 

En materia laboral, más de la mitad de los trabajadores en el país considera que tener un tatuaje es motivo de discriminación laboral y de menores oportunidades para conseguir un empleo. 

El portal de búsqueda de empleo en línea OCC Mundial reveló que el 70 por ciento de los consultados opina que tener un tatuaje es causa de discriminación en la sociedad, en tanto que 60% piensa que también genera segregación en el ámbito laboral.  

Asimismo, la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2010 revela que para el 31% de los entrevistados, los tatuajes y las enfermedades podrían ser la causa de la reducción de oportunidades para conseguir empleo, en tanto que el 18% piensa que generan segregación.

La encuesta señala que 3 de 10 personas contratarían a personas sin tatuajes, mientras que otro porcentaje similar los contrataría siempre y cuando estas marcas no fueran visibles.

Al detalle, la Encuesta revela que el 29% de los encuestados admitió que contrataría a personas con tatuajes en áreas visibles del cuerpo, 36% que ello dependería del tipo de trabajo a desempeñar, mientras que 32% emplearía a personas con tatuajes no visibles. 

Entre las causas que manifestaron los encuestados para no contratar personas con tatuajes destacaron: la imagen en un 68%, la política organizacional con 39 %, la falta de profesionalismo con 31% y la rebeldía con 30%.  

Aguascalientes es la segunda región del país que registra mayor discriminación. Junto con Guanajuato y Querétaro, en esta entidad tres de cada diez personas de minorías étnicas reconocen la discriminación como su principal problema.

Para el diputado Arturo Fernández Estrada este panorama es preocupante, toda vez que pone en evidencia los graves pendientes en Aguascalientes para erradicar la discriminación.

“Actualmente, la agenda contra la discriminación tiene asuntos pendientes que debemos resolver para garantizar la cohesión y convivencia social. Un acto de discriminación que padecen las personas en diferentes ámbitos es por razones de la apariencia física”.

“Particularmente nos referimos a las personas que por decisión propia y en plena libertad decidieron hacerse un tatuaje o modificaciones en su piel, como las perforaciones. Es común asociar a las personas con tatuajes o perforaciones con hechos negativos como la delincuencia o la pertenencia a una pandilla”.

Estos prejuicios, agrega el legislador del Panal, conllevan a la negación, exclusión, distinción, menoscabo, impedimento o restricción de alguno o algunos de los derechos humanos de las personas prohibiéndoles su derecho a elegir un empleo, o bien restringiendo sus oportunidades de acceso, permanencia y ascenso en el mismo.

Es por ello que Fernández Estrada presentó un proyecto de decreto para erradicar cualquier forma de discriminación por tatuajes.

La propuesta del diputado de Nueva Alianza establece la adición de la fracción XXXV al artículo 5° de la Ley para Prevenir y Erradicar la Discriminación del Estado de Aguascalientes: “Queda prohibida toda discriminación motivada por portar tatuajes visibles o no visibles”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *