El libramiento y la verdad a medias 


Desde hace unas semanas algunos medios de comunicación de la ciudad, afirmaba que el Gobierno del Estado estaba inmerso en una red de corrupción para beneficiar al jefe Martín Orozco, en donde cobraba moches o diezmos a los constructores, beneficiándose así de manera millonaria, hoy 4 de agosto un comunicado desmiente toda información, que desde que el jefe Martín Orozco entró al cargo con la confianza de los ciudadanos, nunca hubo ni habrá hechos de corrupción, ahora bien el comunicado asegura que ¿dónde están las pruebas? 

Pues bien como lo conocemos las cosas nunca salen al principio, si no al final, lamentablemente la verdad saldrá al finalizar su sexenio, acaso ya olvidamos a Duarte o como el diputado panista Enrique Flores de San Luis Potosí en donde cobraba su moche a los alcaldes, pues bien, el dicho dice: si el río suena, agua lleva.