El ex gobernador de Zacatecas, y recientemente nombrado director de Fonatur, Miguel Alonso Reyes, desvió más de 307 millones de pesos, usando 24 empresas fantasma que facturaban obras en las comunidades más alejadas y pobres del estado, “obras que jamás se realizaron”, dio a conocer la ex diputada Soledad Luévano Cantú, presidenta de la asociación civil “Soledad Ciudadana”.

Dijo que durante meses han investigado una red de corrupción que involucra a Miguel Alonso y a un número importante de empresas presuntamente dedicadas al lavado de dinero, a la simulación de operaciones y a la venta de facturas.

“Como sucede en estos casos, nos enfrentamos a un bloqueo permanente del gobierno, pero después de superar todas las trabas burocráticas, finalmente hemos concluido nuestra indagatoria”, detalló Soledad Luévano.

“Frente a estas anomalías, decidimos presentar ante la PGR una denuncia de hechos en contra del Director de FONATUR, Miguel Alonso Reyes, por los delitos ejercicio ilícito del servicio público, abuso de autoridad, uso ilícito de atribuciones y facultades, concusión, ejercicio abusivo de funciones, peculado, enriquecimiento ilícito y delincuencia organizada”, afirmó.

Miguel Alonso, usaba el mismo “modus operandi” que Javier Duarte utilizó en Veracruz para desviar millones de pesos del erario público. Ambos usaron una red de empresas fantasmas y facturaron servicios inexistentes para robarse el dinero de los zacatecanos.

“Es muy importante mencionar, que las empresas utilizadas por Miguel Alonso, forman parte de los listados provisionales y definitivos que emite el SAT de empresas que están involucradas en la facturación de operaciones simuladas”, afirmó.

Según la información proporcionada por el SAT, estas empresas no tienen la capacidad técnica para proporcionar los servicios que ofrecen, es decir, son empresas que se usan para facturar y simular transacciones, “además, hemos realizado visitas a los domicilios de esas empresas y la mayoría no existen, ni son conocidas”, comentó.

Indicó que también hay dos empresas que a pesar de existir físicamente, por el tipo de operaciones que realizan, se les investiga por lavado de dinero.

En su investigación,  la asociación “Soledad Ciudadana” encontró múltiples transferencias donde Miguel Alonso le pagaba a estas empresas por la supuesta pavimentación de carreteras rurales en el estado, pero al visitar la mayoría de esas obras, no se encontraron evidencias de que las  hubieran llevado a cabo, “es decir, se realizaron los pagos, se simularon las operaciones, pero jamás se realizaron”, afirmó.

“Localizamos 113 facturas emitidas por estas empresas, que amparan los pagos millonarios que realizó el gobierno de Zacatecas”, aseguró la ex diputada local.

Cabe destacar, que todas estas operaciones fraudulentas, se hicieron con cargo a la mega deuda que Miguel Alonso contrató durante su sexenio.

Finalmente mencionó: “Ante la contundencia de los documentos, le hago un llamado respetuoso al presidente de la República, al Secretario de Turismo y al Líder Nacional del PRI, para que Miguel Alonso Reyes sea separado temporalmente de su cargo como Director del Fonatur, para garantizar una investigación amplia e imparcial, que permita desmantelar esta red de corrupción.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *