Este mañana ante el inminente desplome del peso tras la llegada de Trump a la presidencia a de los Estados Unidos, José Antonio Meade y el Gobernador del Banco de México Agustín Carstens pusieron sobre la mesa las “cartas fuertes” que México tiene, junto con las reservas y la línea de crédito por parte de Fondo Monetario Internacional dejando un nulo resultado a la expectativa que se tenía de un recorte federal o hasta la venta de dólares para estabilizar el dólar.

Desde el máximo histórico que toco ayer de  $20.74 tuvo un pequeño avance debido a esta tan esperada rueda de prensa llegando por debajo de los  $20.00, sin en cambio pasadas las 7:20 horas de este miércoles 9 de noviembre su caída ha comenzado y al menos se ha mantenido arriba de los $20.10, a lo largo del día conforme siga habiendo movimiento en las bolsas internacionales se verá afectada la moneda mexicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *