Hasta hace unos días el camino de impugnación por parte del PRI llevaba su curso, el cual puede dar una vuelta favorable, esto debido a que 2 boletas para gobernador de la pasada elección fueron enviadas de manera anónima a La Jornada Aguascalientes, lo que desató una inminente falta a los procedimientos de custodia de dichas boletas, por lo que de manera inminente la elección debería de quedar anulada, ya que el proceso evidentemente ha quedado sin certeza de legalidad al no haber obdervado dicha anomalía por parte del Instituto Electoral, dejando en evidencia la ineficiencia (¿o complicidad?) del IEE frente a este tipo de anomalias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *