En un hipotético ataque nuclear de Corea del Norte contra Seúl y Tokio mataría hasta 2,1 millones de personas y dejaría 7,7 millones de heridos, estima Michael J. Zagurek Jr., del Instituto de Estados Unidos y Corea de la Universidad Johns Hopkins.

La estimación se basa en el supuesto de que Pyongyang decidiera lanzar sobre estas ciudades todo su arsenal, hasta 25 ojivas nucleares de entre 12 y 250 kilotones.

En su informe, publicado en el sitio web 38 North, el experto recuerda que Corea del Norte llevó a cabo 98 pruebas de misiles balísticos desde el año 2001 y cuatro ensayos subterráneos de armas nucleares.

El Ejército norcoreano es capaz de instalar en sus misiles balísticos de 20 a 25 ojivas nucleares cuya potencia varía entre 15 y 25 kilotones, pero la prueba nuclear más reciente, del 3 de septiembre, fue de un dispositivo termonuclear de entre 108 y 250 kilotones, lo que apunta a que Pyongyang podría dotarse de armas de mayor rendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *