Hablar de las mafias es remontarnos al mezzogiorno italiano, en donde independientemente al origen era el titulo dado a cualquier clase de crimen organizado, iniciado en Sicilia, Italia, se fue expandiendo a lo largo del planeta tierra, en algunos lugares se ha mantenido de manera “hermética” como en Japón, en donde Los Yakuzas, son la élite de criminales de aquel país de oriente, en donde las actividades de La Yakuza se ha extendido a la corrupción bancaria y política, cabe destacar, que hoy las mafias no siempre están acompañadas de asesinos a sangre fría y mucho menos acompañado de vándalos mal vestidos, hoy las mafias abarcan cada uno de los sectores de la sociedad, y nuestro estado de Aguascalientes no es la excepción, lo lamentable es que el mismo sistema judicial que se encarga de mantener el orden y la justicia es manipulada por escasa 5 familias, que dominan el Poder Judicial.

El nepotismo vil

La palabra se ha retomado desde hace años, parecería una moda, más debería de tratarse como una situación radioactiva, si alarmantemente, escuchar nepotismo,  para muchos una palabra de moda, que reporteros y comunicadores usan, pero su complejidad se aleja mucho más de las 9 letras que la compone, hablar de nepotismo es simple y llanamente favorecer a tus familiares, en la política se extiende a conocidos y amigos, o en los casos más comunes al pago de favores de las campañas electorales, el nepotismo donde quiera que sea su área es negativo, debido a que se estaría poniendo a modo cual sea la dependencia, para tapar actos de corrupción, liberar delincuentes de cuello blanco o como se ve todos los días, aplicar la ley a los inocentes.

Hasta el momento parece ser la historia interminable de nuestro pueblo mexicano, veamos el caso de Duarte, un gobernador que saqueó a todo un estado con cantidades multimillonarias, hoy “preso”, en un psiquiátrico en donde cómodamente tiene su celda y sus medicamentos nos cuestan a los mexicanos poco más de 20 mil pesos al mes, ¿normal no? muchos dirán que Veracruz es harina de otro costal pero, ¿si ese mismo nepotismo existiera en nuestro Poder Judicial?

Pues no es un supuesto, ese nepotismo chick existe en nuestro estado, bajo nuestras narices, durante generaciones se ha pasado el estandarte del poder dentro de esta área, encargada de mantener una sociedad justa y segura, en donde todos tengamos derecho a la justicia, pero esta es siempre para unos cuantos, empecemos con el magistrado Javier Perales Durán, originario de Aguascalientes y egresado de la facultad de derecho de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, no es la persona recta que esperaríamos encontrar en un órgano regulador de justicia, pues resulta que tan flamante Magistrado es de los que tienen cola que le pisen, al haber dado cabida a su hija Adriana Perales como Coordinadora Jurídica de Capacitación y Mediación, la lista avanza y otra encargada de ejercer el nepotismo es la Magistrada Edna Lladó Lárraga, quien a su vez ingresó a su sobrina como mediadora Martha Alicia Méndez Lladó, si las cosas parecerían haber terminado, nos equivocamos porque recordemos que esto  está dentro de cinco familias, por otro lado tenemos a la Magistrada Gabriela Espinoza Castorena quien no le bastó con haber llegado al lugar de Magistrado, si no que aprovechó sus influencias y su poder para acomodar no a uno si no a dos de sus sobrinos, Claudia Ramírez Espinoza, en el Departamento de Psicología y a Everardo Ramírez Espinoza, en el Archivo General,  pero qué de novedoso tiene esto, simple, tener el control del departamento de psicología puede encargarse de diagnosticar a un presunto delincuente como enfermo mental y ser tratado de diferente manera muy al estilo Duarte, en donde en vez de caer como un preso cualquiera a una cárcel llena de delincuentes, llegarás a una cómoda prisión sin sobrepoblación con atención médica especializada, o si corres con suerte (o tienes los recursos) terminaras como Elba Esther Gordillo, quien fuera una de las 10 personas más corruptas de México, pero disfrutando su arraigo en casa y bueno el otro sobrino solo mantiene el archivo general, algo así como la base de datos de los delitos y delincuentes.

Avanzando en las familias que mantienen la mafia del Poder Judical encontramos también al hijo de un ex Magistrado Presidente del Supremo Poder Judicial, a Fernando González de Luna, quien a su vez ingresó a sus sobrinos Claudia Viridiana Giacinti González, Adolfo Giacinti González y a Gerardo Ruiz de Luna, claro todos acomodados estratégicamente en juzgados distintos para de alguna manera pasar por debajo del radar.

Por otra parte tenemos a Mauro René Martínez de Luna, sobrino del ex magistrado presidente Cleto Humberto Reyes Neri, quien influyo para que su esposa Norma Angélica Ríos Ávila fuera nombrada secretaria de acuerdos del juzgado 5to familiar, lamentable, sí, cierto también, pero para terminar tenemos a Roberto Macías, ex magistrado quien ayudó a ingresar a sus hijos, Ani Lu Macíuas y a Roberto Macías Bejarano, su hija simplemente tiene el simple cargo de Contadora de Oficialía y su hijo jefe de Soporte y Mantenimiento Civil.

El resultado es grave, el nepotismo sigue siendo de manera clásica como la mafia sigue cargada de poder, hasta hace unos días entregamos en la pasada edición, como existía ese vaivén de corrupción dentro de la silla presidencial, saber que ningún nivel se encuentra exento y Aguascalientes inevitablemente no es la excepción, sufrimos de un grave cáncer, el cual tiene que ser extirpado, más como toda enfermedad puede terminar con la vida del huésped.

Así las cosas de nuestro bello estado, el estado de la gente de la tierra buena y ¡viva Aguascalientesm!

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *