Debido a que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró en desvío de más de 10 millones de pesos en el ayuntamiento de Calvillo, durante la administración (2014-2016) del ex alcalde panista Javier Luevano Núñez.

El ahora Secretario General del Gobierno de Aguascalientes, se encuentra en una verdadera encrucijada, toda vez que sus aspiraciones para ser senador por el PAN. se van diluyendo lentamente, debido a que durante su mandato como alcalde de Calvillo, no comprobó el gasto de más de 10 millones de pesos, que le fueron otorgados por la Federación para la organización de la Feria cultura de Calvillo durante 2015 y ,2016 y que no fueron utilizados para tal fin.

Este desvío millonario del actual “brazo derecho”, del gobernador panista Martín Orozco Sandoval, prácticamente lo pone contra la pared a Javier Luevano Núñez, ya que trascendió que la ASF, está urgiendo al actual presidente municipal de Calvillo, Adán Valdivia, para que a través de la Contraloría del ayuntamiento aplique ley sobre el actual Secretario General del Gobierno de Aguascalientes.

Sin embargo, tal parece Luevano Núñez tomo sus precauciones antes que la Auditoría Superior de la Federación sacara a la luz pública las observaciones del millonario desvío que realizó, ya que colocó como Contralor del ayuntamiento de Calvillo a su compadre Noel Antelmo Ruiz Carrillo, quien fuera director general de Auditoría en el Órgano Superior de Fiscalización de Aguascalientes (OSFAGS) , durante la gestión del ex titular del OSFAGS.

¿El propósito? Tapar a como dé lugar la corrupción en la que cayó la administración del ex alcalde panista Javier Luevano Núñez 20014-2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *