Un representante del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania advirtió a Moscú sobre las consecuencias del suministro de turbinas de la alemana Siemens a Crimea.El envío de turbinas a Crimea por parte de la empresa Siemens puede perjudicar las relaciones entre Moscú y Berlín, comunicó un representante del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania.

“El Gobierno federal vuelve a recordar a las autoridades rusas las garantías —de no suministrar las turbinas a Crimea—, y señala que una violación flagrante de las sanciones [antirrusas] puede complicar las relaciones entre Alemania y Rusia”, apuntó el funcionario.

El gigante alemán anunció el 21 de julio la rescisión de los contratos para el suministro de equipos a las centrales eléctricas rusas, debido al presunto “traslado ilegal” a Crimea de cuatro turbinas Siemens enviadas en 2016 para un proyecto del sur de Rusia.

El pasado 10 de julio, Siemens anunció que estaba investigando cómo cuatro de sus turbinas acabaron en Crimea y si su entrega constituyó una violación de los contratos de suministro y del régimen de sanciones, impuesto a la península rusa por la Unión Europea.

La UE prohibió a sus compañías vender equipos energéticos a Crimea después de que este territorio se adhiriera a Rusia tras celebrar un referéndum en el que más del 96% de la población votó a favor de la reunificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *